Grupos Nutricionales de la Dieta Disociada

Tabla alimentos dieta disociada

Grupo nutricional Neutro – Dieta Disociada-

Este grupo nutricional engloba todos aquellos alimentos que se pueden mezclar con hidratos de carbono y proteínas, en este grupo encontramos todos los vegetales (verduras) menos los que están en el grupo de los carbohidratos, también ajos y cebollas que combinaran perfectamente con los dos grupos nutricionales. Además también encontramos los frutos secos, los lípidos o grasas como el aceite de oliva, mantequilla, natas, yemas… y los quesos.

También incluye bebidas alcohólicas como el Whisky o la ginebra.

Grupo nutricional Hidratos de Carbono – Dieta Disociada-

En esta clasificación se nombran los más comunes e importantes alimentos constituidos en su mayor medida por carbohidratos: Arroz, cereales, pan, alimentos basados en harina de trigo. También están en este grupo las patatas, la cebada, la avena, el maíz, y las calabazas.

Dentro de esta distinción encontramos las frutas del tipo dulce pasas, platanos y dátiles (intentando evitar frutas muy maduras ya que tiene un índice glucémico más elevado). También encontraríamos en este apartado una bebida como la cerveza.

Grupo nutricional las Proteínas – Dieta Disociada-

Aunque todos los alimentos que aparecen en el listado no están compuestos de proteínas, se clasifican en este grupo dada su naturaleza acida en el momento de la digestión.

Encontramos por tanto todo tipo de carne ( ternera, cerdo, pollo, aves en general…) pescados (tanto pescado azul como pescado blanco).

Ademas aparecen las legumbres ( garbanzos, judías, lentejas, soja habas) y la gran mayoría de legumbres por su alto contenido proteico.

Por ultimo por su caracte acido encontramos frutas del tipo naranjas, mandarinas, limones, piña, lima, manzanas, cerezas, fresas , nectarinas y frambuesas (entre otras con composición acida).

En el apartado de bebdias con acidez están el vino blanco, sidra y vino tinto.

Esta es una clasificación básica de los grupos de alimentos que existen, si queremos diseñar nuestro menú para la dieta disociada puedes encontrar un listado de compatibilidades en la tabla siguiente:

Introducción Dieta Disociada

Menu Dieta Disociada
La dieta disociada se basa en la teoría de no mezclar los diferentes tipos de elementos

Esta idea surge del estudio de Howard Hay alrededor de 1900 donde se valoraba la posibilidad de que la digestión y la absorción por parte del organismo sea más eficaz y más equilibrada si se mantienen los PH del proceso digestivo en sus valores alcalinos (digestión de los hidratos de carbono) o ácidos (digestión de las proteínas).

Según Hay la mezcla de proteínas e hidratos de carbono provocaba el aumento de peso así como aumentaba las posibilidades de sufrir diabetes, por eso proponía separar proteínas e hidratos en las diferentes ingestas del día, base de la Dieta Disociada.

Existen diferentes variantes de dieta disociada como la dieta Montignac, la dieta de Antonie y dieta del doctor Shelton u otras más actuales como la Antidieta o el régimen de Beverly Hills y algunas variantes de estas promoviendo el uso de alimentos integrales.

Dieta Disociada Basica

Algunos de estos regímenes suelen funcionar en poco tiempo, pero se ha de consultar a un doctor antes de empezarlos ya que pueden no garantizar un aporte correcto de nutrientes si no se combinan bien los diferentes alimentos, asi es recomendable no hacer uso de esta dieta por tiempos muy prolongados.

La Dieta Disociada se basa en la importancia de mantener equilibrado el PH, para ello intentan separa los grados de acidez por la digestión de los alimentos (separar el consumo de proteínas y de hidratos de carbono) para mantener este equilibrio y que los ácidos no contrarresten la alcalinidad y facilitar la absorción y aprovechamiento de los elementos nutricionales por parte del cuerpo humano.

Es por esta razón que se aconseja consumir hidratos de carbono y proteínas por separados, pero con la posibilidad de combinarlos con un un grupo de alimentos que no afectan a la acidez o alcalinidad de las proteínas y los hidratos, este grupo de alimentos son los vegetales.

La dieta Dukan como dieta disociada

En no pocas ocasiones me he encontrado en mis diálogos con conocidos y con los propios visitantes de esta web una pregunta bastante recurrente, pero mal enfocada. Dicha pregunta es: “¿Qué diferencias hay entre la dieta Dukan y una dieta disociada?”. Bien, la pregunta, como he dicho, está mal enfocada.

No se puede comparar la dieta Dukan con la dieta disociada, porque están a dos niveles diferentes. La dieta Dukan es una dieta disociada, pero una dieta disociada no es una dieta Dukan. Y es que dieta disociada es toda aquella dieta que se base en el consumo de únicamente un tipo de nutriente, y la dieta Dukan se basa en el consumo únicamente de proteínas. ¿Se ve el concepto que trato de transmitir?

Dieta Dukan: ¿En qué se basa?

La dieta Dukan está pensada para que haga efecto al completarse las cuatro fases que prevé, es decir, la Fase de Ataque, la Fase de Crucero, la Fase de Consolidación y la Fase de Estabilización.

Su funcionamiento y efectividad (es una dieta muy efectiva, eso es algo innegable), reside en la utilización de un tipo de dieta disociada basada en el consumo casi exclusivo de proteínas. Y es que, durante la primera fase, lo único que se puede consumir es carne, huevos, queso desnatado y pescado. Todos los demás alimentos están prohibidos, incluso como acompañamiento.

La segunda fase, permite mezclar con la carne algunas verduras, pero sólo una vez cada dos días. En este sentido, estarás consumiendo proteínas durante todo un día, y al día siguiente podrás acompañar dichas proteínas con algunos carbohidratos, pero siendo éstos cocidos y en pequeñas cantidades.

Dieta Dukan - Dieta Disociada

Durante la tercera y cuarta fase, se consumen, de una forma gradual, cada vez más carbohidratos y grasas, mezclándolos con las proteínas. El objetivo final es mantener una dieta equilibrada, pero que, una vez a la semana, obligue a la persona que la lleva a cabo a consumir únicamente proteínas.

Como puedes ver, esta dieta tiene un alto componente de dieta disociada. De hecho, al principio, es totalmente una dieta disociada, y, posteriormente, mantiene ese componente durante una vez a la semana.

¿Por qué he visto comparativas entre la dieta disociada y la dieta Dukan?

Porque, probablemente, la página web donde viste dicha comparativa ha sido escrita por alguien que tiene pocos o nulos conocimientos en nutrición y dietética. La dieta disociada no puede compararse con la dieta Dukan por la misma razón que las condiciones atmosféricas de España no pueden compararse con las del planeta Tierra. Están a dos niveles distintos, y una está dentro de la otra.

Muy probablemente, lo que hayas podido ver, es una comparativa entre la dieta Dukan y otra dieta disociada. Eso es perfectamente posible, pero la dieta disociada es un concepto general, mientras que la dieta Dukan es un concepto concreto, por lo que su comparación no tiene sentido y no puede arrojar ninguna conclusión relevante.

¿Y hay dietas disociadas mejores que la dieta Dukan?

Existen una gran cantidad de dietas disociadas diferentes, algunas tanto o más efectivas que la dieta Dukan. Sin embargo, debes tener en cuenta que las dietas disociadas ponen al cuerpo a trabajar al máximo, puesto que rompen cualquier tipo de convención a la que éste esté acostumbrado.

No es normal comer únicamente carne, y es precisamente por esa razón por la que la dieta Dukan sólo mantiene la Fase de Ataque durante un máximo de diez días. Practicarla durante más tiempo, podría llegar a ser perjudicial para la salud.

La fama de la dieta Dukan reside, precisamente, en su capacidad para dar el paso de una dieta disociada a una dieta equilibrada de una forma muy oportuna. Además, viene avalada por años de práctica, ya que, aunque el nombre sea distinto, en rigor, esta dieta es conocida desde hace decenas de años. Por último, la dieta Dukan se presenta como una de las mejores dietas disociadas por ser fruto del trabajo de un médico, y no de alguien cuyo único interés es hacerse rico vendiendo libros.

 

Así que, como ves, la comparación entre dieta disociada y dieta Dukan no procede, puesto que están a dos niveles posibles. Es posible, no obstante, comparar dietas disociadas entre sí. Ahora bien, si lo haces, te darás cuenta con facilidad de que la que mayores ventajas ofrece es la dieta Dukan, y no otra.

Ventajas y Criticas de la Dieta Disociada

Ventajas y críticas a la Dieta Disociada

Como en cualquier otra dieta antes de empezar a llevarla a cabo es importante consultar con un doctor o dietista para que verifiquen que se trata de una dieta equilibrada y compensada y que no puede comprometer la salud del que pretende hacer la dieta.

Esta dieta se basa en la restricción de la combinación de alimentos. No prohibiendo ni asignando la cantidad de alimento de los diferentes grupos nutricionales, así que no será una dieta exigente a lo que respecta de tener hambre. En otras palabras no restringe las caloría que se ingieren si no la mezcla de alimentos.

La Dieta Disociada recomienda de 5 a 6 comidas al día, que es un hábito alimenticio recomendado en muchas dietas, y si estudiamos bien los aportes nutricionales podemos conseguir una dieta compensada que nos puede ayudar a perder peso de una manera saludable.

Ventajas Criticas dieta disociada

Críticas a la Dieta Disociada

Esta dieta, como muchas otras, implica un cambio en nuestros hábitos nutricionales a los que estamos acostumbrados. Según diferentes especialistas en la materia es difícil equilibrar los menus con la dieta disociada ya que una mala planificación puede comportar la falta continuada de componentes nutricionales necesarios para una correcta salud. También destacan que esta dieta no está contrastada científicamente, y recuerdan que las dietas mal equilibradas y de duración prolongada en el tiempo pueden comportar alteraciones digestivas, estreñimiento, falta de sueño, nerviosismo.

A su vez enfatizan que las dietas que ofrecen una rápida pérdida de peso suelen no obtenerse por una pérdida gradual del tejido adiposo (grasa), si no que se debe a una pérdida de líquido y de masa muscular, que para nada es beneficiosa para el organismo y puede comportar un efecto rebote (vuelta al peso anterior ) en poco tiempo.

Dieta Disociada: Tablas y menús

Hoy en día, una de las principales preocupaciones de hombres y mujeres de todo el mundo es la de mantener una talla ideal y acercarse todo lo posible al canon de belleza marcado por las revistas de moda y el cine y la televisión, en ese sentido hacer dieta se ha convertido en una de las formas más rápidas y efectivas de alcanzar dicho objetivo, es hacer uso de las dietas disociadas y de las dietas alcalinas. Dieta disociada: ¿Qué es? Por dieta disociada se entiende toda aquella dieta que se base en la ingesta de un único tipo de alimento, en lugar de marcar rutinas y menús concretos. En este sentido, no se trata de una dieta tradicional con alimentos predefinidos, sino que te permite elegir qué alimentos quieres consumir, siempre y cuando te mantengas dentro de unos límites, y en muchos aspectos se asimilan a las dietas alcalinas. Por ejemplo, una dieta disociada basada en las proteínas sería la dieta Dukan, en la cual únicamente puedes consumir carnes y otros alimentos ricos en proteínas, pero no te permite mezclar esos alimentos con hidratos de carbono. No obstante, dentro de la gran variedad de alimentos ricos en proteínas, no te obliga a elegir uno concreto, sino que te deja un amplio margen para elegir como en el caso de las dietas alcalinas. Dieta disociada: ¿Cómo funciona? El funcionamiento de las dietas disociadas se basa en el hecho de que al cuerpo le resulta más sencillo romper y obtener energía de aquellos nutrientes que se han ingerido de forma conjunta. ¿Qué quiere decir esto? Que al cuerpo le resulta más sencillo quemar los carbohidratos si se han consumido 100 gramos de golpe, que si se han consumido 50 gramos de carbohidratos con 30 de grasas y 20 de proteínas. Pero no acaba aquí, las dietas disociadas, además, se sirven del hecho de que existen alimentos más sencillos de quemar por el organismo que otros. En este sentido, lo más fácil de “quemar” y con ello obtener energía, son los carbohidratos, mientras que en el segundo puesto se encontrarían las grasas, y por último las proteínas. En este sentido, las dietas disociadas que mejor funcionan a la hora de perder peso, son aquellas que se basan en la ingesta masiva de proteínas, ya que ello hace que el cuerpo se decida a quemar, preferiblemente, las grasas a las proteínas, puesto que optimiza sus esfuerzos tratando de obtener los mejores resultados, y para ello, es mucho más cómodo llevar a cabo el esfuerzo de romper las grasas que las proteínas. Es precisamente esa razón, también, la que lleva a que muy pocas dietas disociadas o dietas alcalinas se basen en la ingesta de carbohidratos, ya que el consumo de carbohidratos a grandes niveles, provee al organismo de una gran fuente de energía sin apenas esfuerzo, permitiéndole estar en marcha sin por ello tener que eliminar las grasas. Cabe destacar que las dietas disociadas se siguen durante un plazo corto de tiempo, ya que son dietas muy agresivas que ponen al cuerpo contra las cuerdas, es decir, al límite. Imagina consumir durante una semana únicamente carne. Seguro que no te resulta difícil imaginar lo difícil que sería el día a día, puesto que la carne no aporta tanta energía como la pasta. Por esa razón, estas dietas son muy efectivas en el corto plazo, ayudándote a perder grandes cantidades de peso, pero son totalmente inoperables a largo plazo.

Dieta Disociada

 

 

Dieta disociada: ¿Para qué puede servir? Sin duda, la utilización más común es la pérdida de peso. Las dietas disociadas, como se ha dicho algo más arriba, son increíblemente útiles para perder mucho peso en poco tiempo. No obstante, debo remarcar la importancia de mantener estas dietas durante plazos de tiempo muy cortos, ya que, de lo contrario, el cuerpo podría sufrir problemas severos. Por ejemplo, en las dietas disociadas basadas en la ingesta masiva de proteínas (las más frecuentes), el paciente suele sentir mareos, dolores estomacales y acidez. Es algo normal, ya que el cuerpo humano no está preparado para consumir tal cantidad de proteínas. De hecho, se recomienda a quienes siguen esta dieta disociada que la acompañen de avena y mucha agua para mantener sano el intestino y el colon. ¿El porqué de que sea recomendable seguir esta dieta que podríamos calificar de peligrosa? Sencillamente, porque funciona muy bien, y porque llevándola a cabo con la suficiente prudencia, siguiendo los consejos del médico y no extendiéndola en el tiempo más de lo necesario, no se corre un serio riesgo para la salud. Así que, como puedes ver, pese a que las dietas disociadas o las dietas alcalinas pueden llegar a ser realmente peligrosas si se llevan a cabo sin el debido cuidado y sin la debida atención médica, también pueden resultar de gran utilidad cuando el objetivo es bajar de peso rápidamente y de forma constante. ¿Nuestra recomendación? Que antes de iniciar una dieta disociada o dieta alcalina, consultes con tu médico cuál es la mejor forma de llevarla a cabo, de forma que no corras riesgos innecesarios, y, por supuesto, que la sigas al pie de la letra, sin extenderte ni un día más de lo necesario.